Cerrajeros Baratos
Un trabajo bastante común pero que requiere conocer para obtener un excelente resultado.
Pasos para instalar la puerta
Usualmente las puertas pre montadas traen incorporada la puerta con el jamba (partes laterales del marco), pero es posible que no sea el caso o desees instalar el marco primero.
Coloca el marco en la apertura para la puerta, utilizando una escuadra de carpintero para verificar que se encuentra nivelado. Es importante que el marco sea más pequeño que la apertura, pues de otra forma no encajará.
Puedes utilizar calzos o cuñas de madera para colocarlos entre la apertura y las jambas laterales para que la jamba superior éste alineada. Si el marco es muy bajo, puedes hacer que el marco pise algunas jambas para pegarlo de la parte superior de la apertura.
Clava el marco a través de las jambas y calzos del extremo de la bisagra, utilizando clavos en espiral de 2-3 pulgadas y media, puestos en pares en cada punto con una separación entre dos pulgadas del porte de la jamba, para garantizar que el marco quedé fijo.
Con colocar dos en la parte de arriba y dos abajo, basta y sobra. Una herramienta muy útil es una clavadora automática, pues asegura que los clavos lleguen hasta el borde de la apretura sin importar el espacio sobrante entre éste y el marco.
Si usaste cuñas en vez de calzos, fíjate de no atravesarlos con los clavos para poder retirarlos.
Si la puerta se encontraba separada del marco, es momento de colocarla a través de las bisagras. Puedes colocar un calzo por la parte inferior de la puerta para despegarla del suelo y mantenerla a un nivel que te permita realizar la tarea sin que se arrastre por el piso o se incline.
Ahora coloca la cerradura. Es recomendable hacer este paso antes de continuar, para evitar quedarse encerrado en la habitación y poder, en caso de emergencia, abrir la puerta.
Introduce los clavos del lado de la cerradura, utilizando los calzos de la misma forma que antes. Mientras realizas este trabajo, cierra y abre la puerta varias veces para comprobar que pasa perfectamente por el marco.
Recorta los calzos que sobresalen del marco con un cuchillo o un cúter, o retira las cuñas si te decidiste por éstas.
Utiliza espuma para sellar el espacio entre el marco y la apertura con el fin de que la puerta quede bien fija, cuidando de cubrir todos los espacios. Retira con un cúter o navaja la espuma sobrante que se desborde del espacio una vez que ésta se expanda y seque.
Coloca ahora el contramarco (la parte del marco que va en la pared, alrededor de la puerta). Las esquinas pueden tener un corte a inglete (cortes diagonales en sus encuentros) o rectos.
Para pegarlas a la pared, usa un adhesivo de montaje y luego, para fijarlas bien, clavos sin cabeza para que no se noten y el contramarco se vea antiestético.
Cómo instalar una puerta interior
Sigue cada uno de estos pasos para instalar correctamente las puertas de tu vivienda. Otros consejos de utilidad:

[Total:1    Promedio:5/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!