Cerrajeros Urgentes
Las puertas de garaje son las que se gastan o se deterioran mucho más rápido que otras puertas comunes, esto debido a su uso constante y diario para meter y sacar el carro en varias ocasiones durante un día.
Es por ello que el mantenimiento y cuidado de la puerta de garaje debe ser especial para que su mantenimiento no sea tan forzado.
Problemas que puede presentar la puerta de garaje
Sonidos o chillidos al abrir y cerrar la puerta de garaje
Acumulación de factores externos de suciedad en los rieles
En el caso de las puertas de garaje automáticas pueden existir problemas en las conexiones eléctricas.
Para las puertas de garaje remotas, pueden presentarse problemas en el mando.
Al intentar abrir la puerta ésta se queda a medias.
Consejos para reparar por ti mismo la puerta de garaje
Si el problema no es tan grave ¡Puedes hacerlo tú mismo! No hay necesidad de que llames a un cerrajero y gastes tu dinero. Te daremos unos consejos de cómo hacerlo.
Examina bien la puerta
Es importante inspeccionar la puerta de garaje antes de hacer cualquier cosa, esto para observar detenidamente donde está el problema y que es lo que debemos reparar específicamente.
Para examinar correctamente tu puerta de garaje lo primero que debes hacer es identificar el nivel de complejidad de la reparación que deberás hacer. En la mayoría de los casos las reparaciones son mínimas, requieren poco esfuerzo y tiempo a invertir.
Por otra parte es importante que conozcas tu puerta de garaje, su diseño y su funcionamiento, debes estar totalmente familiarizado con ello para poder determinar cualquier irregularidad.
Al igual que debes saber con qué material está hecha tu puerta de garaje, esto es importante porque puede que tengas que sustituir algunas piezas, las cuales deben encajar perfectamente.
Limpieza
Las puertas de garaje pueden esconder mucha suciedad más que todo en las pistas de las mismas, es importante que las mantengas limpias. Al tener las vías de los carriles limpias y sin ningún tipo de obstrucciones estas evitando que la puerta de garaje haga más esfuerzo del requerido.
Además de darle una vida útil más larga a nuestra puerta de garaje.
Alineación de los sensores
El uso constante de una puerta de garaje, abrir y cerrar contantemente puede hacer que los sensores pierdan su alineación y la puerta deje de funcionar, pero calma esto se puede arreglar con un simple reajuste.
Inspeccionar las piezas
Debes cerciorarte si alguna pieza de tu puerta de garaje esta suelta o floja, ya que con el tiempo y el uso constante las piezas se pueden aflojar con facilidad, es por ello que lo recomendable es que exámenes las piezas y le des presión a las que lo ameriten.
Falta de fricción
Si notas que a tu puerta de garaje le falta fricción y le cuesta deslizarse o produce algún sonido al hacerlo, es posible que le falte algo de lubricación. Lo que puedes hacer es aplicarle un poco de aceite pero solo cuando la puerta este cerrada.
Recomendaciones
Cada tres meses es conveniente realizar la revisión de la puerta del garaje, con la finalidad de conocer el estado de la misma.
La revisión principal debe ser en las correderas, procura observarlas muy bien, luego considera la revisión de las arandelas ajustadoras así como de las bisagras, y no podemos olvidar la cerradura.
Engrasa las zonas donde la puerta gira, el motor, los brazos y las cadenas. Puedes hacerlo con grasa o vaselina.
Asegúrate de que al motor no le caiga agua o algún otro factor externo que pueda dañar su funcionamiento

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies